INTI

Blog

Dificultades de los pacientes con cáncer en tiempos de pandemia


#YoSoyYVoyA ¿ya leíste o escuchaste este hashtag? si la respuesta es no, date unos segundos para conocer el poderoso propósito que hay detrás y el desafío que la sociedad tiene por delante, por un tema de bien común. En el mes de la lucha contra el cáncer, que se conmemora cada febrero, la Unión Internacional Contra el Cáncer (UICC) presentó ese lema como su hilo conductor para 2021, con la intención de mostrar esperanza y motivar a seguir trabajando para combatir la enfermedad pese al doble desafío que hoy enfrentan quienes la padecen: el cáncer como tal y los obstáculos de la pandemia. (Ver aquí)

En este artículo te mostramos no solo los retrocesos en este periodo, sino también las falencias que se arrastran previo a la crisis sanitaria, que son urgentes de derribar con miras a tener una sociedad más consciente, con mayores posibilidades de curación y, sobre todo, más informada, para derribar los puntos débiles que estacan la eliminación del cáncer.

Datos duros necesarios de visibilizar para concientizar

Según los últimos datos publicados por la Organización Mundial de la Salud, OMS, en el mundo uno de cada cinco hombres y una de cada seis mujeres, puede desarrollar cáncer en algún punto de su vida. Además, uno de cada ocho ciudadanos y una de cada once ciudadanas, podría morir a raíz de este mal, principalmente por falta de prevención, detección temprana o de tratamiento. Las estadísticas son duras, pero es necesario visibilizarlas y generar conciencia en la sociedad pues se trataría de la segunda causa de las muertes a nivel global, 70% de ellas en países con renta baja o media -como es el caso de Bolivia-. (Ver aquí) y (Ver aquí)

A lo anterior se suma que la pandemia ha significado una importante interrupción a la lucha contra el cáncer y la realidad local no está exenta de ello. Desde su experiencia, la especialista en oncología molecular y miembro del plantel médico de la Caja Petrolera de Salud, Lucía Richter, puntualiza los tres principales problemas que han derivado de la crisis sanitaria, para este asunto en el país:

  1. Suspensión de las campañas de prevención: pese a que son una herramienta básica para mitigar la enfermedad, el COVID-19 obligó a suspenderlas, en un inicio, y reprogramarlas, posteriormente, según las medidas sanitarias se fueron flexibilizando. “Por ejemplo, tuvimos que interrumpir nuestras campañas de mamografías y ecografías por la obvia razón de que no podemos aglomerar gente en los centros de salud”, dice la especialista.
  2. Retraso en la detección: por miedo al contagio, personas con síntomas sospechosos de cáncer no acudieron a los hospitales. “El diagnóstico tardío ya era un problema y con esta situación se acrecentó, lo que deriva en un pronóstico que no siempre es alentador”, explica.
  3. Interrupción de controles: muchos pacientes limitaron sus controles o tratamientos por las dificultades económicas que han afectado a la sociedad de manera transversal, a raíz de la cuarentena. “Hay que ver la manera de tener recursos que cubran los tratamientos (de forma gratuita) porque es una enfermedad cara y no todos tienen acceso”, dice Richter.

Para mapear el impacto económico de la pandemia sobre la lucha contra el cáncer a nivel global, la UICC encuestó a más de 100 organizaciones aliadas en 55 países y un resultado general indica que los ingresos de muchos de sus miembros han llegado a disminuir desde 25%, hasta el total de ellos, es decir, el 100%. (Ver aquí)

Limitantes del sistema de salud boliviano para la lucha contra el cáncer

Como ocurrió con mucho personal médico, al comienzo de la crisis sanitaria, los oncólogos también tuvieron que reubicarse para apoyar a la lucha contra el COVID-19. A un año de iniciada la pandemia en Bolivia, la atención se ha organizado mejor y los especialistas en pacientes con cáncer, han podido volver a enfocarse en su área; no obstante, aún hay desafíos por superar, según explica la dra. Richter.

“En Bolivia, la brecha entre la atención privada y la pública para el cáncer es abismal. No hay acceso gratuito a muchos de los tratamientos como es la quimioterapia”, explica y añade que la pandemia genera una dificultad no solo de acceso a cura o campañas de prevención; también limita la capacidad de atención: “Al no haber muchos oncólogos en Bolivia, hemos tenido que disminuir el riesgo de exposición tanto de los pacientes, como de nosotros mismos. Sin embargo, en comparación al año pasado, estamos más organizados con mejores cuidados y atención”.

La prevención, una herramienta clave

La OMS explica que hasta el 50% de los casos de cáncer se pueden evitar, o al menos, tratar con mayores esperanzas de cura, con un diagnóstico a tiempo; ello implica:

  1. Generar conciencia en la sociedad sobre el problema de salud y lo determinante que es la prevención.
  2. Normalizar la evaluación clínica, el diagnóstico y el interés por las estadísticas como punto de información.
  3. Acceso a atención médica y tratamientos.

Importantes avances en el mundo, en los últimos años

En el comunicado de prensa del Día Mundial Contra el Cáncer, publicado por la UICC, Miriam Mutebi, especialista oncóloga dedicada al cáncer de mama y miembro de la junta directiva de la Unión Internacional Contra el Cáncer, celebra que, pese a las dificultades, en los últimos años se ha logrado mejorar la atención oncológica. Por un lado, en países de renta alta, las tasas de incidencia y mortalidad de algunos tipos de cáncer, disminuyó. Por otro, en naciones de renta media y baja, el avance se dio en la concientización y en la implementación de programas de control de la enfermedad. (Ver aquí)

¿Qué pasa en Bolivia?

“En Bolivia es un problema de salud pública muy grave ya que, por un lado, no estamos logrando la prevención adecuada, ni concientizar a la población lo suficiente; por otro, falta acceso a tratamientos, es decir, recursos económicos”, indica la especialista y para afrontar esa realidad el desafío parte por la educación, lo que requiere apoyo estatal y privado.

Tipos de cáncer que más afectan a la población boliviana

A nivel local, el cáncer de cuello uterino es el que más afecta a la población femenina en incidencia y mortalidad; le siguen el cáncer de mama, el de vesícula y el de estómago. Los hombres sufren en primer lugar, cáncer de próstata, también en incidencia y mortalidad; le siguen los cánceres de pulmón, estómago y vesícula biliar.

Diez principales inductores del cáncer según la OMS (ver aquí)

  1. Tabaquismo, la causa n°1 de cáncer en el mundo.
  2. Consumo de bebidas alcohólicas.
  3. Exceso de peso u obesidad.
  4. Baja ingesta de frutas y hortalizas.
  5. Falta de actividad física.
  6. Infecciones genitales por papilomavirus humanos.
  7. Infecciones por los virus de las hepatitis u otras infecciones oncogénicas.
  8. Radiaciones ionizantes y ultravioleta.
  9. Contaminación del aire de las ciudades.
  10. Humo de la quema de combustibles sólidos.

Pese a las dificultades, hay esperanza

El presidente de la UICC, Anil D’Cruz, considera que “los trastornos en la atención oncológica del año pasado derivan en: diagnósticos en etapas más tardías y consecuentemente en mayor mortalidad. El impacto económico en la atención oncológica se notará por años incluso en países con rentas altas”, indica pero es optimista: “Es esperanzador ver a la comunidad dedicada a la lucha contra el cáncer para mitigar consecuencias, las organizaciones necesitan apoyo. La tecnología digital está permitiendo el intercambio de conocimiento a escala global”.

La UICC es una comunidad mundial compuesta por más de mil miembros en 172 países y 58 aliados, que incluye pacientes, sus familiares, centros médicos e institutos de investigación, que trabajan de la mano para prevenir muertes por cáncer, impulsar el acceso democrático a tratamientos y concientizar sobre la necesidad de prevenir la enfermedad. (Ver aquí)

Yo soy Lucía Richter y voy a seguir luchando contra el cáncer”, es el compromiso de la especialista boliviana en oncología molecular ¿Tú ya pensaste? ¿Quién eres y qué vas a hacer? El desafío es grande y nos implica a todos.



Source link

Anterior
Siguiente
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.